agp-traducciones

Agp traducciones

21/07/2016 Blog

Hoy en el blog una pequeña reflexión sobre la costumbre de los traductores de fijarnos en todos los detalles de los textos que observamos. Desde agp traducciones nos tomamos muy en serio nuestro trabajo y siempre estamos alerta de los fallos que podamos encontrar en cualquier texto a nivel de traducción, por eso queremos compartir con todos nuestros lectores, esta interesante reflexión.

Una de las cosas que hacemos todos los traductores, y en general todos los que aman las lenguas, es fijarnos en los errores que encontramos en cualquier cosa que leemos o que oímos. Quizás en nuestro caso sea un defecto profesional, y es cierto que muchas veces los errores se deben a una mala traducción.

Por supuesto, como dice el refrán «Errar es humano», y alguna que otra vez todos hemos cometido algún error, pero la mayoría de los que nos presentan en el famoso blog El comidista, como bien sabéis dedicado a la gastronomía y la cocina, el error se debe a la máquina. Las traducciones automáticas no son para nada recomendables en el caso de textos tan específicos como los menús de un restaurante, pues es la gastronomía uno de los aspectos donde más se refleja la cultura de una región, por lo que se necesita un conocimiento muy profundo de ambas culturas para poder traducir correctamente un menú. Aquí podéis consultar el artículo .

Como decía Alexander Pope: “Errar es humano, perdonar es divino y rectificar es de sabios”. La mayoría de estas meteduras de pata se solucionarían perfectamente con la revisión por parte de un profesional. A veces no cuesta tanto mejorar la imagen que se ofrece.