traducción jurídica o traducción jurada

¿Traducción jurídica o traducción jurada?

13/03/2019 Blog

Sin duda, uno de los términos que más confusión genera entre nuestros clientes es el de traducción jurada. La gran mayoría de ellos no habían oído nunca hablar de este servicio hasta que llegaron a un registro civil, una notaría o algún otro organismo público, donde les indicaron que necesitaban una traducción jurada de sus documentos como paso indispensable para realizar sus trámites.

Por esta razón, a la hora contratar nuestros servicios, muchas de las personas que acuden a nosotros lo hacen sin recordar bien el nombre de lo que quieren solicitar. Así, nos piden muy a menudo declaraciones juradas, traducciones notarizadas, traducciones certificadas… Lo que más nos solicitan en estos casos, sin embargo, es una traducción jurídica, sin saber que dicho término tiene un significado ligeramente diferente al de traducción jurada.

¿Qué diferencias existen entre una traducción jurídica y una traducción jurada?

Una traducción jurídica es la traducción de un texto de carácter legal o judicial. Los textos jurídicos pueden ser leyes, sentencias, demandas, poderes notariales, etc. Este tipo de texto se caracteriza por su estructura, su vocabulario y sus construcciones estandarizadas, por lo que requiere de conocimientos del ámbito legal para su correcta traducción. Se trata de textos especializados que requieren de profesionales especialistas en la materia para que el resultado se corresponda con las características de los textos jurídicos del idioma al que se traduce, respetando igualmente su contenido.

La traducción jurada (nombre que se le da en España) es, en cambio, la traducción de cualquier tipo de documento realizada por un traductor autorizado para jurar su fidelidad al original. En España el encargado de los nombramientos de traductores jurados es el Ministerio de Asuntos Exteriores cuando el idioma de origen o destino es el español, o los distintos organismos de las comunidades autónomas en el caso del euskera, el catalán y el gallego. Estas traducciones se caracterizan por tener validez oficial, puesto que el traductor jurado reconocido realiza una traducción “fiel y completa” del documento origen, y garantiza su exactitud con su sello y firma.

traduccion_jurada_agp_traducciones_vigo

Aunque en muchos casos una traducción jurada también es una traducción jurídica, en realidad se puede jurar cualquier tipo de texto, desde certificados de notas a informes médicos o hasta conversaciones de Whatsapp, siempre que el documento haya de surtir efectos legales. Por ello, el traductor jurado debe poseer grandes conocimientos lingüísticos de todo tipo, además de conocimientos culturales que le ayuden a trabajar con todo tipo de textos, sean de la especialidad que sean.

Estas son, a grandes rasgos, las diferencias que existen entre ambas traducciones, jurídicas y juradas.

En este artículo que escribimos hace un tiempo, te explicamos qué es una traducción jurada y en qué casos debemos realizar una traducción jurada.

En este otro artículo, vemos un caso práctico a la hora de realizar una traducción jurada, en este caso, hablamos de los documentos que son necesarios para casarse en España, bien entre un nacional y un extranjero o bien entre dos extranjeros.

En agp traducciones contamos con traductores jurados altamente especializados que te ayudarán cuando necesites presentar documentos cuya traducción deba tener carácter oficial, tanto en España como en el extranjero. No dudes en contactar con nosotros para solicitarnos presupuesto sin compromiso.

 

Si tienes cualquier consulta, ¡escríbenos!