traduccion-audiovisual-la-importancia-de-la-imagen

Traducción audiovisual: la importancia de la imagen

02/01/2017 Blog

Una de las ramas que más desarrollo ha experimentado recientemente en el campo de la traducción es la traducción audiovisual. Son muchos los profesionales que se especializan en este sector de la traducción, en respuesta a la demanda del mercado actual.

Nunca antes había tenido tanto sentido lo de “vale más una imagen que mil palabras”, pues nuestro mundo es ya plenamente visual. Los expertos dicen que ya no leemos la información sino que la escaneamos. Por este motivo es cada día más importante y habitual la traducción audiovisual: una imagen acompañada de un texto, webinarios y tutoriales con locución, los subtítulos en vídeos, el doblaje de películas, etc…

La traducción audiovisual empieza a cobrar fuerza con la aparición del cine pero es a principios del siglo XX cuando se comienza a estudiar esta disciplina de manera más detallada.

Este tipo de traducción va dirigida a un público extenso y variado, desde personas con discapacidades físicas, a personas que simplemente tengan que superar la barrera del lenguaje. Con la inclusión de las traducciones de videojuegos, productos informativos, vídeos de YouTube, etc., este tipo de traducción resuelve las necesidades de la mayoría de las personas en su día a día cotidiano.

¿Qué es la traducción audiovisual?

La traducción audiovisual es una disciplina que recientemente se ha desarrollado y alcanzado unas dimensiones espectaculares. Con el auge de internet y el comercio electrónico, los anuncios en los medios tradicionales pierden fuerza, trasladándose el mercado a los medios electrónicos.

El uso creciente de redes sociales, también como herramienta de marketing para las empresas, y de canales de venta online en páginas web y plataformas en línea, permite a las empresas colocar anuncios dinámicos en la palma de nuestra mano a través de los Smartphone. También Google, con sus famosos algoritmos, al “premiar” el uso de vídeo y audio en sus clasificaciones, ha puesto su gran “granito” de arena para que los medios audiovisuales, y con ello su traducción, crezcan exponencialmente.

Podemos definir la traducción audiovisual como una modalidad dentro de la traducción que se realiza a través de dos canales que emiten información de manera paralela: el canal visual y el canal auditivo. Por este motivo recibe el nombre de traducción audiovisual.

La traducción audiovisual presenta unas características específicas que la distinguen de otros tipos de traducción y que exigen una especialización del traductor:

La primera y más importante es que el texto que se traduce, ya sea oral o escrito, acompaña a una imagen, hace referencia a esa imagen y debe seguir el ritmo del canal visual. Pueden aparecer términos o expresiones que hagan referencia a la situación de elementos dentro de la propia imagen, o incluso nombrar objetos que pueden aparecer y desaparecer de nuestro campo visual. La mezcla de los soportes de información (visual, sonoro, icónico, musical….) determinará en gran parte las decisiones de traducción.

La segunda característica es técnica: los textos se preparan en herramientas específicas, no en procesadores de texto habituales, que facilitan la tarea del doblador (la persona que luego lee el texto y graba el sonido) o del maquetador (la persona que coloca el texto sobre la imagen y compone el archivo final). Es fundamental disponer de estos programas específicos, saber usarlos y aprovechar sus utilidades.

Por último, otra característica destacable de este tipo de traducción es que al utilizar un tipo de lenguaje más cercano al lenguaje oral que utilizamos todos los días, suele emplear frases hechas o unas expresiones menos formales, y por tanto, con mayor carga cultural, que suelen requerir una adaptación o transcreación. El ejemplo más habitual lo encontramos en los títulos de las películas, aunque últimamente la moda es no traducirlos.

Tipos de traducción audiovisual

Como comenté en los primeros párrafos, podemos dividir la traducción audiovisual en varias modalidades que a continuación paso a describir.

  • Doblaje: el doblaje consiste en la traducción del idioma original de los actores a nuestro idioma. A la hora de traducir estos textos, se debe de tener en cuenta el movimiento de los labios del actor, el número de sílabas que contienen las palabras, para que no se note el desfase, y especialmente, debe ajustarse al tiempo de intervención. No hay nada más molesto y poco profesional que un doblaje donde los labios del actor no van sincronizados con la traducción.
  • Subtítulos: subtitular una película, serie o incluso tutorial en vídeo, consiste en traducir de manera literal lo que están expresando los actores, dominar el espacio temporal para que coincida texto y audio y esté sincronizado con las intervenciones del personaje doblado. Los subtítulos imponen una restricción adicional, pues la velocidad a la que leemos el subtítulo limita la cantidad de palabras que se puede incluir en cada línea. Es muy importante también cuidar la ortografía y sintaxis en este tipo de traducción para darle el mismo énfasis al lector.
  • Voces superpuestas: la diferencia fundamental con el doblaje es que se oyen ambos idiomas, uno sobre el otro. Como no es necesaria la sincronía labial, no existen las restricciones que sí que encontramos en el caso del doblaje o subtitulado.
  • Localización de videojuegos: incluye la traducción de todos los textos que componen el videojuego, desde las instrucciones en pantalla, los menús y opciones a los guiones de desarrollo del juego.
  • Audio-vídeo descripción: esta es la modalidad dirigida hacia las personas con discapacidades visuales. Se trata de además de traducir el texto original, describir lugares cosas o personas que sean relevantes para la interpretación por parte del interlocutor.

En cualquiera de los casos anteriores, es fundamental que el traductor disponga del texto que debe traducir y de la imagen o vídeo al que acompaña, y es necesario que conozca también cuál es el destino final del texto, bien doblaje, subtitulado, etc. pues será fundamental para tomar ciertas decisiones de traducción. Es en el caso de la localización de videojuegos especialmente, en el que el material visual suele desarrollarse al mismo tiempo que resto de textos, donde el traductor tiene que trabajar sin ninguna referencia, lo cual supone una dificultad añadida.

Si tu empresa está pensando en hacer un vídeo promocional o colgar un tutorial específico sobre vuestro trabajo, no lo dudes, el subtitulado o doblaje del mismo son opciones a tu disposición para maximizar su alcance y mejorar vuestra imagen. Agp traducciones cuenta con profesionales especializados en traducción audiovisual para ayudarte.