importancia-buena-traduccion-gastronomica

Importancia de una buena traducción gastronómica

10/11/2016 Blog

En el post de esta semana tratamos el tema de la traducción gastronómica y la importancia que tiene que este bien realizada. Y os contamos que tipos de traducciones gastronómicas son las más significativas.

Si tienes un restaurante ademas de realizar una buena traducción del menú en soporte físico, debes tener también en cuenta que lo ideal es que si dispones de página web, tengas los menús de tu restaurante perfectamente traducidos en su formato online. 

En este post te contamos la importancia de traducir tu página web.

 Como usuarios uno de los aspectos de la globalización que más nos afecta y del que menos nos damos cuenta es que nos cambia mucho la oferta culinaria, nos acostumbramos a nuevos sabores y aceptamos nuevas elaboraciones propias de otros países o culturas.

Esto pasa sobretodo cuando vamos a un país extranjero y nos encontramos con una carta que no dispone de una buena traducción y esto nos impide disfrutar de los manjares típicos de cada tierra.

Este video muestra la iniciativa que tuvieron hace tres años en Colombia por las fiestas navideñas, de que traductores profesionales acompañarían a los turistas para realizar las traducciones gastronómicas de los productos más representativos del país.

La comida es un aspecto muy cotidiano de nuestras vidas en el que se refleja perfectamente la cultura de un pueblo, y por eso su traducción es quizás tan difícil como una traducción técnica de un instrumento médico.

No solo se traducen las palabras sino también  conceptos culturales que están tan vinculados a una población determinada o área geográfica que lo que parece tan sencillo se convierte a menudo en una tarea complicada.

Muchas veces nos encontramos con que el propio producto que se traduce no existe en la lengua y cultura de destino, o no es un producto habitual.

Pero la globalización, o la internacionalización de la restauración, también nos facilita algo las cosas al introducir nuevos conceptos culinarios en nuestra cultura. Por ejemplo, todo el mundo conoce ya lo que es una lasaña y casi hasta un niño pequeño sabe cómo se prepara.

Como hacer la traducción de la carta de un restaurante

 

traduccion-gastronomica

Cuando nos enfrentamos a la traducción de la carta de un restaurante, podemos encontrarnos con varios planteamientos distintos:

  •  Alimentos que no tienen un equivalente directo en la cultura de destino, por ejemplo, el caso de la «quiche»( base de masa quebrada sobre la que se vierte una mezcla de huevos, verduras o bacón, y queso y que se hornea hasta que cuaje). Normalmente al no haber un plato igual en el idioma al que traducimos, podríamos dejarlo en el idioma original (como este caso), e incluso explicar de qué se trata, para que la persona sepa qué se va a encontrar en el plato si lo pide en un restaurante.

Cualquiera de las dos opciones es correcta, y habrá que valorar en función de la posible extensión del texto, de dónde se encuentre el restaurante o cuál es su público destinatario cuál de las dos opciones es la más acertada según el caso.

En ocasiones puede suceder que de manera física no podamos disponer del espacio suficiente para realizar la traducción en la carta. 

De ahí reside la importancia de que la página web de tu negocio tenga una buena traducción, ya que en la web si que podrás explicar el concepto de una manera más detallada.

Si algún comensal se queda con dudas al leer la carta en el restaurante podemos remitirlo a nuestra página web donde va a encontrar una traducción más extensa.

De esta manera consigues doble beneficio, ya que tu cliente va a quedar muy satisfecho.

Por un lado por que la carta este bien traducida y por otro por que le ofrezcas la posibilidad de leer al detalle en la web los ingredientes del plato que vaya a escoger.

Te aseguro que si tu materia prima es buena con este detalle podrás fidelizar a un cliente extranjero.

  •  Buscar un término análogo culturalmente en la lengua de destino, aunque no siempre es una solución factible, pues depende de que ambas lenguas tengan ese concepto, de que sean realmente similares y que no den lugar a confusión al lector. El problema se produce cuando el término no es exactamente igual, y simplificamos o damos a entender cosas que no son reales y que pueden causar malestar en el consumidor. Podríamos así decir que la quiche es como una pizza, o como una empanada sin tapa, o como una coca catalana, pero realmente no es lo mismo y el cliente puede llevarse el chasco o sentirse «estafado».

En las cartas de los restaurantes modernos, aquellos en los que los chef inventan platos y nos dicen con su nombre exactamente qué es lo que podemos encontrar en el plato, aunque luego no se parezca nada a lo que nos han anunciado, la traducción puede parecer más sencilla, pues ya el nombre es por sí mismo descriptivo y vamos a tener espacio y espacio para la traducción.

De todas formas, muchos de los ingredientes que se usan no son habituales en nuestra cocina, cuanto más para un extranjero que no tiene por qué saber lo que es el pimentón o qué sabor tiene, igual que en España se conoce el curry, pero si viajamos a India quizás no reconozcamos ningún sabor similar al curry que allí encontramos.

En este caso, hablamos más de una brecha cultural que de un problema de traducción, y poco podemos hacer salvo esperar a que el cliente pruebe y decida.

Los restaurantes de comida mexicana habitualmente indican si una comida es poco o muy picante en una nota al margen, pues el nombre del chile o jalapeño quizás no es suficientemente indicativo de su picor.

En España el pimiento picante se denomina guindilla y es morfológicamente muy distinta del resto de pimientos, que no pican. Es probable que hasta que no nos hayamos quemado la lengua una vez no sepamos reconocerlos por su nombre.

Otro apartado en el que es necesaria la traducción gastronómica es la traducción para la exportación.

Teniendo en cuenta que la exportación de alimentos suele estar vinculada a productos con éxito en cada país, y que en Europa se reconocen las denominaciones de origen, hemos de tener cuidado a la hora de traducir pues puede suceder que las denominaciones estén protegidas y por lo tanto no podemos utilizar términos libremente sin verificar en primer lugar su exactitud o posibilidad de introducción en el mercado.

La comida está de moda, se cocina en la tele, hay concursos de quién cocina mejor y más rápido.

En todos los países, el turismo gastronómico está en alza y no nos podemos perder ese gran aspecto de nuestra diversidad cultural, igual que cuidamos nuestra oferta de museos, las limpieza en las calles, tenemos que ser respetuosos y ofrecer una buena traducción de las cartas de nuestros restaurantes y en los productos que exportamos, para que los clientes extranjeros nos conozcan y queden plenamente satisfechos con su elección.

Apuesta por una traducción gastronómica de calidad con AGP Traducciones