traduccion-jurada-documentos

Traducción Jurada de documentos

01/09/2016 Blog

¿Qué es una traducción jurada? 

Podemos decir que la traducción jurada es aquella traducción de documentos oficiales realizada por un traductor profesional acreditado por un organismo oficial. Por este motivo tambien se denomina al traductor oficial como perito traductor, traductor certificado o traductor jurado. Por tanto si queremos traducir documentos oficiales debemos siempre acudir a un traductor profesional o jurado, para que se encargue de realizar dicha traducción.

Para entender mejor qué es una traducción jurada, vamos a tomar un caso practico que es de la manera que mejor podemos explicarlo para que quede claro. Y vamos a hacerlo con uno de los casos más prácticos que llevamos a cabo a diario los traductores.

Vamos a comprobar que documentos son necesarios para poder casarse en España y cual es en este caso la figura del traductor jurado de documentos.

Traducción jurada: caso práctico.

En este caso hablamos de los documentos que son necesarios para casarse en España, bien entre un nacional y un extranjero o bien entre dos extranjeros.

En ambos casos, los ciudadanos extranjeros deberán aportar entre otros documentos (varios certificados del Consulado, pasaporte o NIE, y certificado de empadronamiento) los siguientes, debidamente legalizados y traducidos:

1. Certificado de nacimiento (literal).

2. Certificado de soltería o, en el caso de estar divorciado, certificado de matrimonio con anotación del divorcio o testimonio de la sentencia de divorcio.

Estos dos documentos deben estar legalizados bien a través de la legalización normal (sello del órgano emisor del documento, sello del ministerio de asuntos exteriores del país extranjero, sello de la embajada de España en el país extranjero y sello de la Sección de legalizaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores español) o de la correspondiente Apostilla de la Haya. Algunos registros admiten la legalización consular (solo el sello del consulado o embajada de España o el consulado o embajada del país de origen en España).

Después de legalizar los documentos, se debe hacer una traducción jurada de los mismos, pero atendiendo a las siguientes peculiaridades: si la traducción se realiza en el extranjero, es obligatorio legalizar esa traducción en el extranjero, igual que el documento original. Sin embargo si la traducción jurada la realiza y certifica un traductor jurado en España (autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español, o por la Comunidad Autónoma en caso de traducciones a idiomas cooficiales), no es necesaria ninguna legalización posterior, con lo que nos ahorramos todos los costes administrativos y consulares, que suelen ser elevados.

En Agp traducciones siempre asesoramos a nuestros clientes sobre la mejor manera de proceder de forma que cuando lleguen con los documentos al Registro no les rechacen la apertura de expediente porque no estén correctamente legalizados o traducidos.

Tenemos que tener en cuenta que los certificados de nacimiento y de soltería suelen tener una caducidad de entre tres y seis meses, con lo que si por casualidad tenemos que volver a solicitar un nuevo documento al país de origen, y proceder con los pasos de legalización y traducción, puede darse el caso de que los certificados hayan caducado cuando lleguen los nuevos documentos. Todo ello supone un coste adicional perfectamente evitable si conocemos cuál es el procedimiento. No dudes en consultarnos las dudas que tengas, intentaremos explicártelo y ayudarte en todo lo posible.