NEWS ITEM

Traducción gastronómica y culinaria: sus características

Seguro que alguna vez has ido de viaje y te has encontrado con que la carta del restaurante, a pesar de estar traducida, era prácticamente incomprensible o contenía frases y expresiones que no acababan de tener sentido. Si detrás de ella hubiera un buen proceso de traducción gastronómica, esto no habría pasado.

Conoce en este post qué es este tipo de traducción y cuáles son sus características.

¿Qué es la traducción gastronómica?

La traducción gastronómica es una rama de la traducción que está especializada en traducir y adaptar textos relacionados con el ámbito de la comida y la gastronomía. Se trata de una herramienta con la que cualquier empresa de restauración puede acercar sus servicios a clientes de diferentes países.

Este tipo de traducción, que cada día cobra más importancia debido al aumento del turismo en el mundo, se enfrenta a diferentes retos entre los que destacan los términos culinarios específicos y la adaptación de tradiciones culinarias y gastronómicas de una cultura a otra.

¿Qué contenidos se traducen con la traducción gastronómica?

Si piensas en traducción gastronómica, seguro que lo primero que se te viene a la mente es la traducción de cartas de restaurantes. Probablemente sea uno de los servicios de este tipo de traducción especializada más demandados, pero desde luego no es el único.

Cartas y menús de restaurantes

El menú de un restaurante es su principal carta de presentación, por eso una correcta traducción gastronómica de los mismos es indispensable. De esta forma, cualquier cliente que venga de otro país puede entender los platos que ofrece el local y hacer su pedido sin ningún tipo de dificultad.

Recetas y descripciones de platos

Cualquier receta que puedas encontrar, ya sea en una página web o en un libro de recetas, requiere de traducción culinaria para que sea posible entender sus ingredientes, pasos de preparación y las técnicas de cocción necesarias para preparar un plato de diez. 

Libros de cocina y revistas gastronómicas

Cuando los libros de cocina quieren llegar a un público que habla diferentes idiomas, es imprescindible que primero hayan pasado por un proceso de traducción gastronómica para poder ser comprendidos correctamente.

Así mismo, las revistas gastronómicas o los artículos sobre gastronomía, como reseñas y reportajes, también necesitarán de traducción para llegar a audiencias de diferentes países.

Páginas web y redes sociales

Es un hecho que, hoy en día, no tener presencia en Internet es casi como si no existieras. Por eso es importante que cuentes con la traducción para gastronomía en tu página web, blogs, redes sociales… Los potenciales clientes valoran mucho encontrar información sobre un negocio en su idioma nativo por lo que, si lo haces, estarás creando una imagen positiva de tu restaurante.

Características de la traducción gastronómica

Aunque a priori pueda parecer sencillo, la traducción gastronómica tiene en cuenta un montón de matices relacionados con las costumbres, la sociedad y la cultura del público al que se dirige. Todas estas cuestiones pueden marcar la diferencia entre una buena y una mala traducción.

Piensa en el público objetivo de la traducción

Una buena traducción culinaria comienza siempre por tener en cuenta a quién va a ir dirigida. Esto será de gran ayuda para tener en cuenta todos los factores extralingüísticos que giran en torno al proceso de traducción. 

Si hace falta, añade una breve descripción de los platos 

Hay determinados nombres de platos que no tienen una traducción directa a otros idiomas. La paella, por ejemplo, ya es muy conocida a nivel internacional y casi cualquier turista sabrá lo que es. Sin embargo, es probable que no ocurra lo mismo con los paparajotes murcianos o las torrijas. En este caso, usar la traducción gastronómica para añadir una breve descripción que aclare el plato siempre será una buena idea.

De hecho, desde el Departamento de Comercio, Consumo y Turismo recomiendan que, si no existe una traducción para un plato específico, se indiquen los ingredientes que lo componen, conservando su nombre en español entre comillas. 

Presta atención a las medidas

La conversión de medidas es fundamental, especialmente en el caso de las recetas. Hay países que siguen diferentes sistemas métricos y una buena traducción gastronómica debe saber cuál es el que utiliza su público objetivo.

No usa traducciones literales 

Esta característica se puede aplicar a cualquier tipo de traducción pero, en el caso de la traducción gastronómica, suele ser la causa de la mayoría de los errores que se cometen al traducir cartas y menús.

Se apoya en recursos lingüísticos y páginas web de instituciones oficiales 

Algunos organismos oficiales ofrecen diferentes recursos para facilitar el proceso de traducción como guías o diccionarios de términos gastronómicos. Apoyarse en ellos siempre es una buena idea. 

Escapa de las traducciones automáticas

Utilizar un traductor automático de los que hay disponibles en Internet como recurso para hacer una traducción gastronómica es más común de lo esperado, pero también algo que nunca va a salir bien.